Cómo Anular una Orden de Arresto en Arizona

Hay una miríada de diferentes razones por las que alguien podría perder una cita a tribunales. Con el estrés del día a día, estar al pendiente de un caso puede ser un desafío. Como resultado, puede ser fácil perderse una cita a tribunales accidentalmente. Es algo muy común. Cuando esto sucede, la gente tiende a preocuparse por las consecuencias de perder la cita en el tribunal, y generalmente tienen muchas preguntas. Las principales preguntas que se hacen son: ¿Cuáles son las consecuencias de perder una cita a tribunales, y qué se puede hacer al respecto?

Después de que alguien pierde una cita a tribunales, este emitirá una orden de arresto para esa persona y suspenderá su licencia. En este punto, el caso será esencialmente puesto en espera, hasta que la persona se ponga en contacto con el tribunal en algún momento. Aunque quizás no perjudique el caso, ciertamente tampoco ayuda de ninguna forma. Debido a que los cargos ya han sido presentados, los estatutos de limitaciones no aplican. Podría decirse que, en teoría, un caso podría quedarse en el limbo para siempre. Esto de ninguna manera significa que el caso vaya a ser desestimado, sólo que no avanzará más allá de la fecha de corte establecida. Aunque puede ser tentador simplemente ignorar el asunto después de que haya perdido una cita a tribunales, el problema no va a desaparecer.

El estado de Arizona notifica a todos los otros estados cuando la licencia de alguien es suspendida. La forma en que cada estado maneja esa información puede variar. Algunos estados pueden optar por no hacer nada, mientras que otros pueden poner ciertas restricciones. Algunos estados le permitirán conducir hasta que llegue el momento de renovar su licencia. En ese punto, tendrá que ocuparse de la suspensión en Arizona para poder optar por conseguir una licencia de otro estado. Tarde o temprano tendrá que atender la orden judicial de Arizona para evitar problemas de licencia en cualquier otro estado.

La forma en que se lidia con una orden judicial una vez que ha sido emitida es “anulándola”. Anular una orden significa esencialmente volver a poner el caso en la forma en que estaba antes de que el demandado perdiera la cita a tribunales. En casos penales, el que un tribunal anule automáticamente o no una orden generalmente depende de la naturaleza de los cargos originales. Se debe solicitar la anulación a un tribunal mediante una moción legal y a menudo la solicitud es redactada por un abogado.

Otro factor que juega un papel importante en determinar si una orden de arresto será anulada o no es el tiempo transcurrido entre el momento en que se emitió la orden y el momento en que se solicitó la anulación. Algunos jueces pueden exigir a los acusados que comparezcan físicamente ante el tribunal o que paguen una fianza. A veces, para anular una orden de arresto, el juez pedirá una razón relevante para justificar el no haber cumplido con la cita a tribunales.

Hay muchas maneras en que los jueces manejan los casos de órdenes de arresto, por lo que es muy importante consultar a un abogado si hay una orden de arresto en su contra. Si tiene su licencia suspendida porque perdió una cita en la corte, contáctenos inmediatamente. Ofrecemos evaluaciones de casos gratis y podremos establecer un buen plan que se adapte mejor a su caso.